Just another WordPress.com site

Entradas etiquetadas como ‘Entrevista de per’

Detrás del Uniforme Azul

Entrevista a Personalidad: Harold Pérez (Agente de Policía de Puerto Rico)

Quedamos en encontrarnos en la sala de su casa. Cuando llego lo encuentro sentado en el mueble y se ve muy tranquilo. La casa es sencilla, notablemente de clase trabajadora. Me recibe de manera amable. Al verlo de primera no creería que es un oficial de la Policía de Puerto Rico. Con tantos acontecimientos de fuerza física que hemos visto por parte de la Policía, esperaba ver a un hombre estilo “macharrán”. Harold Pérez, agente, me invita a sentarme a su lado. Viste casual y está quemado del sol, lo que hace tenga un color rojizo en su piel blanca. Cuerpo atlético, nada de grandes músculos; bien recortado y peinado, ojos verdes. Quiero saber cómo el decide entrar al cuerpo de la Policía y doy pie a mis preguntas iniciales:

Stephanie Rivera: ¿Cómo fue tu infancia?

Harold Pérez: Me crié en Santurce, mis papás se divorciaron cuando yo tenía 5 años, pero siempre los vi que tenían buena relación. Yo era bien apegado con mi papá, que falleció de cáncer del páncreas, cuando yo tenía 17 años.

SR: El crecer en Santurce, lo cual es una parte de San Juan con tanta criminalidad, ¿de qué manera influyó en tu crianza?

HP: A pesar de que el área es mala y me críe viendo muchas cosas negativas, decidí hacer lo que me inculcaron mis padres, no imitar las cosas que vi en Santurce.

SR: ¿Qué cosas negativas viste en Santurce?

HP: Robo, drogas, muchos deambulantes, prostitución, peleas en la placita…de todo.

SR: ¿Fue eso lo que te inspiró ser policía?

HP: En parte sí.

SR: ¿Qué otras cosas te inspiraron?

HP: El ayudar a las personas que no tienen cómo defenderse y hacerles justicia.

SR: ¿De dónde despertó el querer ayudar a las personas?

HP: La injusticia que la misma uniformada tenía en ocasiones, y yo quería ser parte del cuerpo pero para hacer la diferencia. Esto a base de una experiencia que viví con la policía. Ser humanitario y no abusar del poder cómo muchos hacen, como me enseñaron mis padres.

SR: ¿Qué fue lo que te sucedió?

HP: Nada grave, porque siempre fui un muchacho tranquilo. Me paraban por estupideces, mentían, siempre querían tener la razón, y esas injusticias me molestaban mucho.

Ya me siento con más confianza y al ver que está receptivo comienzo a indagar en detalles de su labor.

SR: ¿En qué división laboras?

HP: Estoy en División Montada de Bayamón, de Fuerzas Unidas de Rápida Acción (F.U.R.A.).

SR: ¿Cuáles son tus responsabilidades en la división?

HP: Brindarle seguridad y protección en las costas de Puerto Rico a bordo de un equino, mas soy responsable del mantenimiento y cuidado de éstos. También ofrecemos charlas y exhibiciones a los ciudadanos para instruir de las labores que realizamos, ya que muchos la desconocen. Y en ocasiones nos asignan trabajos especiales como operativos en residenciales públicos y prevención anticrimen en áreas de mayor incidencia criminal.

SR: ¿Cómo aporta tu división en la seguridad de Puerto Rico?

HP: Ofrece mayor seguridad en las costas, prevención de entrada de sustancias controladas e indocumentados a Puerto Rico.

SR: ¿Cuál ha sido la experiencia más impactante que has vivido en tu trabajo?

HP: Lo más impactante fue cuando tuve que arrestar dos menores por vender drogas, porque ahí dí cuenta de cuan mal está la educación de los jóvenes de parte de sus padres que los dejan en la calle.

SR: ¿Qué cambiarías en la estructura de la Policía de Puerto Rico?

HP: ¡Uff! Muchas cosas. Sacar a los agentes y oficiales que dañan la imagen de la policía y ofrecen una visión negativa de lo que somos. Evaluaría y reestructuraría las razones por las cuales se hacen investigaciones administrativas a los agentes cuando realizan su trabajo. Si pudiera, ofrecería talleres que orienten a los jefes los efectos positivos que pueden tener en el trabajo el que se nos trate un poco mejor con relación a las horas extras, nuestra alimentación en horas laborales y días de descanso.

SR: ¿Trabajaste en la UPR para la huelga por la Ley 7?

HP: Sí, aunque no tuve que entrar hasta adentro. Estuve de reserva en caso de una emergencia.

SR: ¿Cómo era el ambiente?

HP: En este país hay una democracia y existe el derecho a la libertad de expresión, yo estoy de acuerdo con que los estudiantes se expresen siempre y cuando sea bajo la ley y el orden. Muchas veces hay estudiantes y hasta gente de afuera que son los que dañan las cosas. Por unos pagan todos. Se sentía hostilidad de parte de los estudiantes hacia nosotros, cuando nosotros solo estamos para asegurar el orden para todos.

SR: ¿Opinas que la Policía de Puerto Rico tiene una mala o buena imagen?

HP: Mala. Antes se respetaba la policía pero ya no. Por culpa de los agentes abusadores la gente ha creado una imagen de generalizar de que todos somos iguales, lo cual no es así. En todo campo laboral hay manzanas podridas. Lo peor de todo es que los mismos ciudadanos son los que seguirán afectados porque este país cada día empeora más con muertes por drogas, asaltos, violencia doméstica. Si la gente no nos ve como que estamos aquí para ayudarlos, las cosas no van a mejorar.

SR: ¿Cómo consideras podría resolverse eso?

HP: Es bien difícil, yo creo que la imagen nunca se va arreglar. Cuesta mucho trabajo ganar méritos pero es muy fácil dañar la reputación.

Al culminar la entrevista, concluyo que se ve una persona serena y amable. Cosa que muchas veces pensamos no tienen los agentes de la policía. La reputación del cuerpo policíaco de Puerto Rico, es como todo campo siempre hay personas que quieren hacer el bien y otros que abusan de su poder y Harold es de los agentes que realmente quieren hacer su trabajo bien.

Anuncios